Para algunos expertos, la educación virtual dominará los espacios formativos superiores en las próximas décadas

El surgimiento de las nuevas tecnologías, y la llegada de la denominada “era de la información” han cambiado todo tipo de paradigmas. En el caso de la educación, estas han dado un giro a los modelos tradicionales de enseñanza y aprendizaje, derribando todo tipo de barreras cuando se trata de aprender.

En este contexto, la educación virtual se presenta como la gran democratizadora del conocimiento, capaz de llevar las lecciones hacia cualquier parte del mundo empleando una plataforma de aprendizaje virtual y un dispositivo electrónico. El modelo de crecimiento a nivel mundial también impacta en Latinoamérica, donde poco a poco comienza a afianzarse.

Un informe revelador
El informe “La educación superior a distancia en América Latina y el Caribe” es uno de los grandes materiales de referencia al momento de analizar el estado de la educación virtual en Latinoamérica. Implicó más de 16 años de investigación, resumidos en un informe de 14 capítulos en el que se analiza cómo se ha ido gestando el proceso de normalización en la educación virtual a nivel de las universidades latinoamericanas.

De acuerdo al mismo, la matrículaen cursos de educación virtual en América Latina ha aumentado de forma considerable en los últimos años, al igual que la oferta de carreras en el área. A pesar de los esfuerzos y del incremento de las políticas públicas destinadas a apoyar estas iniciativas, el impacto de esta modalidad continúa calificándose como reducido si se lo compara con otras regiones.

Existen tres grandes conclusiones que pueden obtenerse a partir de dicho informe:

  1. Obstáculos
    El principal problema para el crecimiento de esta modalidad es que cada país la implementa de forma diferente. Una política de acción unificada mejoraría su incidencia en la región.
  2. Pioneras
    Las universidades que más apuestan por la educación virtual son aquellas que ya contaban con experiencias de formación a distancia.
  3. Socios fundamentales
    En los países de mayor crecimiento de la educación virtual se constatan políticas gubernamentales para promover dicha modalidad. El trabajo de los gobiernos es esencial en esta transición.

El incremento de esta modalidad ha superado tasas de expansión históricas de la educación tradicional presencial en la región, tanto en carreras de grado como en formación de posgrado. Sin embargo, la transición de un modelo a otro no resulta tan ágil como algunos expertos podrían considerar, por lo que el afianzamiento de dicha tendencia será paulatino y prolongado.

El futuro se presenta como optimista para la educación virtual, pero para lograr un lugar firme en la mente de los estudiantes locales se requieren acciones concretas y organizadas.